Jugoso fin de semana éste (resacoso también todo hay que decirlo). Mi equipo y yo ganamos 3-0, España hizo lo propio con los belgas y (se masca la tragedia)…. Susito tiene móvil!!!.
VODKAFONELos que me conocéis bien, sabéis de buena tinta que llevo muchos años resistiendo en las trincheras y renegando de esos aparatitos que hacen ruido y dan la brasa cada dos por tres, algo quizás extraño en un enfermo tecnológico cómo como yo. Siempre recordaré las hemiplejias faciales de la peña tras pedirme mi número de móvil y escuchar el “No te lo puedo dar….. Porque no tengo“. Algunos tardaron varios minutos en recuperarse del shock, otros me llamaron loco… En fin, que al final, he caído. O más bien, me han hecho caer, porque ha sido un regalo. Me han aplicado de una forma peculiar aquello de “Si no puedes con ellos, únete a ellos” XXDDDD….
Bueno, en el fondo, ha sido un gran detalle: Gracias, AMIGOS (Qué fácil es mentir cuando se escribe, en realidad os voy a matar lenta y dolorosamente, mamoncetes).
Así que, entre la novedad tecnológica y el Absolut, la noche dio para mucho.
Como no podía ser de otra forma, tuvimos que dedicar gran parte de la noche a añadir a la agenda del cacharrito los nombres de los conocidos que íbamos encontrando y también entre copa y copa, algun@ que otr@ que hasta ayer no conocíamos 😛
Qué extraña sensación salir de casa con esa cosa metida en el bolsillo junto al paquete de tabaco. Hubo un momento que pensaba que estaba en una peli de Tim Burton y que había inventado unos nuevos cigarrillos que vibraban para anunciar que tu resistencia momentánea a la nicotina había caducado y que ya tocaba fumar otro. Pero nada más lejos de la realidad, solo era el móvil recibiendo una llamada.
Igualmente, realizamos la foto de rigor a nuestro próximo recién casado Pelusita. Lo de este hombre no es normal. La ecuación no falla: Noche+Copas+José Luís+Foto = Definición gráfica del estado comatoso (en breve intentaremos subir el documento y hacemos un documental junto con la anterior aparición de su careto en este blog). Bien es cierto que si me saco una a mí mismo a las seis o a las siete de la mañana el resultado sería escandaloso, qué manera de envasar vodka, oiga.
También aprovechamos a Pelusita para el enviar el primer ESEEMEESE con un escueto, limpio, claro, conciso y cariñoso “CABRÓN“.
Sigamos con Pelusita, puesto que nos trajo desde Turquía a un compa