Y con C se escribe también Capital, ese garito donde, hasta hace poco, acudíamos a desintoxicarnos musicalmente hablando, del acoso y derribo pachanguero de camisas negras y gasolinas que “apatrullan” nuestro oído desde hace tiempo en la noche ourensana.
Pon la radio cabrónY decimos hasta hace poco, porque mucho me temo que a partir de ahora, tan solo acudiremos a intoxicarnos, tanto musical como etílicamente. El cambio de DJ residente no nos ha gustado demasiado, por decir algo suave. Yo siempre me he considerado bastante tolerante, en casi todos los aspectos. Y está claro aquéllo de que “para gustos, los colores“. Pero también debería estar claro que el extremismo y el radicalismo no van para nada conmigo. Así pues, tendré que decir que respeto, aunque me cueste mucho, que el disco más moderno que suene entre las 5 y las 6 de la mañana sea del año 85, como si de golpe y plumazo la música hubiese dejado de existir entre esas fechas y el año actual (igual la culpa es de los que nos bajamos cosas de la red XXDD). Lo que si ya me parece lamentable es la falta de criterio, más aún sabiendo que se dispone de carta blanca. Además, como conozco el percal, me da a mí que la cosa va a seguir igual.
Hubo incluso un instante en el cual, viendo que al final el garito acabó llenándose de gente como si nada, mi cara de póquer cambió a un tono verde, para, metiéndome en el papel de Gollum, recitar mentalmente aquéllo de “…y lloramos tesoro, lloramos porque nos sentimos solos…
En fin, que se acabó el chandal-metal, que llega la radio (la de los ochenta) y que, visto lo visto, incluso a última hora llegará también el pasteleo de Cotis, zapatillas, camisas negras y hasta hombres-Gay.
Alguno pensará “La culpa es tuya, no vayas“. De acuerdo, yo también lo pensé, pero las alternativas a esas horas no son precisamente buenas, ni mucho menos variadas. A mí al menos, me han quitado una de las pocas vías de escape que tenía.
Hala, vamos con ese SCORECARD, adecuado a la realidad actual:
PRICE: Puede parecer poco creíble, pero alguna noche salí de allí con más dinero del que entré.
MUZZIK: Mejor pon la radio un rato, al menos la música es de este año.
AMBIENCE: Pase VIP, por aquí por favor.
ALCOHOL: Rico, rico, rico, ponme otra.
CALIFICATION: Goodbye, nice to know you.
R.I.P.