Hace poco no se con quién salió en una conversación nocturna aquél mítico programa en que un concursante se llevó 50 millones de pesetas en Quién quiere ser millonario, con la particularidad además de utilizar en la última pregunta el comodín de la llamada para decirle a su mujer que estaba a punto de ganar el premio más alto (obviamente, se sabía esa respuesta final).
¿Maribel? Mira, te llamaba para decirte que voy a llevarme 50 kilos. ¿Vale?
El caso es que mi interlocutor (o interlocutora, que no lo recuerdo) me decía que todo el mundo hablaba de ese programa y de ese concursante, pero que nadie lo había visto, que igual era una leyenda urbana, a pesar de asegurarle que yo sí había visto ese instante en directo cuando fue emitido en Tele5. Bueno, pues gracias a Microsiervos aquí está el vídeo que demuestra que todo aquéllo fue verdad.
En el enlace a pie de entrada hay mucha más información y curiosidades sobre este asunto.