-Oiga mire, el suelo del hotel, de qué lo quiere ?
-Pues no se… Bah, hoy tengo el día generoso, hágame el suelo con lingotes de oro, qué carallo.
GoldBarsAlgo así debió suceder cuando se planteó la construcción del hotel Paradise Island, propiedad de la empresa china Wanda.
En la ciudad de Harbin se ha inaugurado el lujoso palacete, con el suelo de la planta baja decorado con 270 Kg de lingotes de oro, que forman la figura de sendos corazones, bajo una cubierta de cristal (que será irrompible, inmovible y su puta madre). En todos ellos se puede leer la inscripción "Swiss Bank Corporation" junto al nombre del hotel.
Según el precio del oro, la broma saldría por casi 4 millones de €uros, más otro millón y medio por el traslado del vil metal (qué mareo).
Afirman que es una gran innovación y un ejemplo de modernidad. A mí me parece un ejemplo, sí, pero de ostentación y despilfarro total. Auque bien pensado, estos tipos son un pozo de sabiduría, puesto que en la modernidad de nuestro país, el suelo de las viviendas no es ni mucho menos de oro, pero nos lo cobran como si lo fuese casi.
A saber cuánto costará una cenita en el Paradise Island, pero vamos, teniendo en cuenta, entre otras cosas, que habrá que amortizar lo que se pueda….
Un día de estos me paso por allí y me doy un caprichito…