Pues llegamos ya al primer mes de convivencia conmigo mismo. 30 largos dias que se han pasado volando. Un mes en el que el tiempo se ha repartido a partes iguales entre mudanzas, organizaciones, compras, reubicaciones…

En este mes ya me he dado cuenta de que lo que me queda es ser mas pobre todos los meses, ajustarme un monton el cinturon si quiero seguir asi, manteniendo casa, moto, garaje, gastos, vicios, salidas nocturas, viajes a Ourense. Todo suma, y si quieres llegar a final de mes hay que hilar fino. De momento un mes no es demasiado tiempo para valorarlo y habra que esperar un poco para ver si lo de "economia sostenible" es solo un palabro inventado por el telediario o en realidad se trata de una verdad como un templo para los que vivimos al dia con las 4 (o 5) perras que ganamos en el curre con el sudor del de enfrente.

En este mes tambien soy mas consciente de que vivir solo no es tan tremendo. En mi caso si necesito gente solo necesito moverme un poco para "socializar". Ademas de vez en cuando tengo alguna visitilla (no muchas) con lo que el panorama se anima.

En mis ratos libres (que no son muchos, la verdad sea dicha), me he vuelto un poco jardinero. Ahora tengo dos plantas y por lo que parece las trato bien porque a una de ellas le ha salido una flor (que mi madre al grito de:"que bien huele" se ha encargado de arrancar). La otra que yo pensaba que estaba moribunda y que en la mundanza se me moriria, ha reverdecido despues de una "mudanza" de maceta a una con piscina terraza y mas metros cuadrados. Un poco de vidilla si que le dan a mis cuatro paredes.

Otra cosa que hago mejor, es controlar el consumo de un monton de cosas, a saber: el agua (siempre he tenido cierta conciencia del ahorro de agua y ahora mas), el champu (un bote me dura una eternidad a dos duchas diarias), la luz, el papel higienico (las mujeres lo gastan a ritmo de tonelada diaria), la pasta de dientes el jabon de la lavadora… y si me pongo a pensar seguro que ahorro en un monton de cosas.

Y de mis amados vecinos que decir, pues que al vecino famoso (Tristan Ulloa) solo me lo he cruzao una vez a las 9 de la mañana y el tio llevaba mas cara de sobao que yo. Enfrente tengo unas vecinas francesas (Leticia y Lisistrata) pero a veces parece una comuna porque aparece peña como las setas en otoño. En el fondo solo molestan a partir de las 3 de la madrugada y para tocarles los cojones ya tengo a los vecinos que les gritan desaforados para que recuerden que son las 3 de la madruagada y no las 3 de la tarde. De vez en cuando yo soy un poco cabron y a las 9 toco diana con un poco mas de volumen de lo habitual y las ventanas abiertas.

Como veis, en solo un mes el posteo es bastante largo. Solo desearos que los que tengais ganas de hacerme una visita no os corteis, que sitio hay para todos (escalonadamente eso si).