Palace Of FortuneLa factoría china sigue dándonos temas para rajar. Es curioso cómo esta superpotencia mundial se niega en algunos aspectos a permitir que su sociedad conecte con el mundo occidental (y viceversa), pero en otras cosas, como ésta que vemos aquí, parecen anhelar vivir en otra época y con otra cultura. Un promotor chino está construyendo 172 mansiones de lujo en las afueras de Pekín. Los palacetes, aparte de costar un potosí, están inspirados en los castillos franceses del siglo XVII. El personaje en cuestión, el señor M. Wang ha dispuesto un complejo residencial compuesto por casas de entre 1.500 y 3.000 m2 que cuentan entre otras cosas, con un hall de 8 m de alto o una sala de proyecciones, pudiendo además escoger entre seis tipos de fachadas distintas. Otros servicios adicionales son la posibilidad de disponer de aviones privados o servicio de maîtres (versión ricachona del catering cutre, vamos). Todo ello a partir de 2 millones de €uros. No se si encargar media docena para los colegas…
Supongo que el citado promotor, así como los futuros habitantes de las mansiones, serán fieles defensores de aquélla frase popular que dice que el dinero no da la felicidad, pero te puede acercar a ella.
Extraído de una reseña en XLSemanal