Quizás algunos no conozcan a la señorita que "inspira" esta entrada. Para resumir, se trata de Ana María Ríos, una joven gallega que fue detenida en México por llevar explosivos en la maleta cuando se disponía a volver a España tras pasar allí su luna de miel. Pasó varios días entre rejas hasta que el caso finalmente fue sobreseído, pues todo parecía indicar que otra persona colocó esos materiales en su equipaje.

Bien, resulta que hoy me entero de que en la nueva entrega de Intervíu sale esta mujer enseñando los pechos, al tiempo que afirma que le dio más vergüenza que España entera la viese entre rejas a que la vean ahora semidesnuda. Supongo que como es costumbre, las fotos estarán retocadas y bla bla… Supongo que a su señor marido le dará igual (o no, y se tendrá que joder). Supongo también que le habrán soltado una pasta gansa. Pero lo que no consigo entender (ni suponer) es el "conceto" de todo el asunto. La secuencia es, en palabras muy reducidas: "Me voy de luna de miel y termino saliendo en Intervíu".
Pues oiga, como dice un amigo mío en un peculiar gallego, "A mín súdama". Ya lo se, habrá a quien no "se la sude" y le interesará, al igual que le interesará ver al resto de zagalas que salgan en dicha revista.

En fin, así va el país. Y el mundo (y no me refiero a sendos periódicos de tirada nacional precisamente).