Bye Bye BambinoSe me parte el corazónRonaldo al irse del Madrid
31 de enero de 2007

Los hay que tienen un morro que se lo pisan. Pero este chico ya no engaña a nadie. Todo el mundo sabe que solo siente los colores de los malvas de 500 que se gasta a manos llenas, en fiestas llenas de mujeres de dudosa moralidad, fiestas bacanales con sus colegas futboleros.Y ahora nos vende la moto de que se va como Alejandro Sanz: Con el “corazón partío“. Chaval, que se te ve el plumero desde hace años. En Barcelona fiesta y pasta, en Milan, mas fiesta y mas pasta, y a cuidar la rodilla con mucho reposo en los locales de moda de la ciudad. Y en Madrid ya el despiporre final. Chalet de 1000 kilos en la Moraleja, fiestas todos los dias, paginas y paginas en revistas del colorin, novias que vana a chuparle la sangre y el a chuparles otras cosas, Tomates, Dolces Vitas arrancándole la piel a tiras. Pero el chico era feliz en Madrid.

Entrenar lo justito, que el chaval se estresa, eso si, si no le ponen titular se mosquea. Y en esto llego un señor llamado Capello y claro, este señor tiene mas callo, que Fernando Alonso cuello, y después de estar 4 meses encima de el para que entrenase al ritmo que un profesional debe de entrenar, pues le mando primero al banquillo, luego a la grada y por fin a la puta calle.

A ver si en una de estas le crece un poco de cerebro y empieza a ser un profesional medio normal, ya que talento tiene todo el del mundo, pero en el reparto de cerebros este se olvidó de ponerse a la cola…

leído en todos los diarios deportivos:
Marca
As