Salto al vacio

Nuevo año (aunque realmente ha empezado hace 2 meses) y reinicio un poco los posteos en este blog con algo que hice este fin de semana pasado. Algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Muchas de las cosas que me gustan incluyen un componente de riesgo y esta es una de ellas. Como he escrito en el titulo del posteo, "salto al vacio". En Navidades mi chica me regalo un saltito en caida libre en Lillo, provincia de Cuenca para el 21 de febrero. En esta fecha ya casi lo tenia olvidado, no porque no me hiciese ilusion, sino porque es una cosa que cojo con muchas ganas pero que no me producia una especial inquietud.
Para los que querais hacerlo, deciros que es algo que tiene mucha seguridad ya que saltas en tandem con un monitor que es el que realiza todo el trabajo, dejando al "paquete" unicamente la tarea de disfrutar del salto y vivir la experiencia.
Hace ya un par de años un amigo/compi de curre (hola Ruben) se fue con varios colegas a hacer lo mismo y desde ese momento me quedaron las ganitas y la espinita clavada de hacerlo yo en algun momento.
Pues ese momento fue el finde pasado. Los preparatorios duran solo unos minutos. Ponte el mono (amarillo de la suerte jejeje), la chichonera (horrible donde las haya), el arnes, y hala, ya estas listo para carte en picado desde una avioneta a 4000 metros de altura. Lo cierto es que me sorprendio que no tuviese ningun momento de tension durante el previo al salto. Incluso en el momento de meterme en la tartana con Helice en la que te suben para la experiencia. He de decir (y quien me conoce lo sabe) que no le tengo mucho aprecio a volar, pero solo si el vuelo es en un reactor. Cuando me subo en una tartana con helice y alas, me parece que estoy mas en control y le pierdo el miedo. Pues la falta de tension me duro hasta que el avion se paro a 4000 metros y alguien abrio la puerta corredera para empezar el salto. A partir de ahi, empezo a salir gente como quien sale del metro. Halaaaa, por la ventana y hacia el suelo de cabeza.
En ese momento si ya se empieza a sufrir la tension de tirarse de cabeza al vacio (realmente no es de cabeza pero da lo mismo). El monitor te agarra el arnes, te coloca en la puerta, un empujoncito, y hala a caer como una piedra.
El primer impacto es la sensacion de caida libre y la aceleracion que el cuerpo experimenta, que es algo que no se puede describir con palabras a alguien que no lo haya vivido. Lo mas cercano a esa aceleracion es (y Angelito puede hacerse una idea) meter primera en una moto potente y acelerar a tope hasta donde da el gas. Y aun asi ni te acercarias a la sensacion de caer durante 35 segundos sin nada que oponga resintencia (salvo el suelo).
El salto es impresionante… hasta que llegas a la velocidad terminal y ahi casi casi se acaba la gracia, total unos 5 o 6 segundos. Despues dedicate a disfrutar de la caida, a ajustarte las gafas para que no te entre aire, y sobre todo a soportar como te entra un chorro de aire helado en las narices que te congela el cerebro. Solucion, o unos tapones o salta en otra epoca que no sea febrero jejeje.
Una vez que se abre el paraca, a disfrutar de la vista y del silencio sepulcral que hay a 1500 metros. Unas cuantas filigranas para perder altura, y un mareo de cojones al llegar al suelo por las filigranas del colega. Unos 10 minutos despues del salto, estas con el culo en el suelo.
He de decir que mi vuelo incluia una grabacion en video del evento que guardo como testimonio, y que subire en cuanto alguien en este pais me ofrezca cobertura de adsl en el medio de Madrid (parece facil no?). Hasta entonces os dejo una foto.
Mas informacion:
Skydive Lillo Pagina Web