Bueno. Segunda entrega, o primera depende de como se mire, de nuestro viajecito a NYC. Creo que nosotros hemos organizado el vuelo de la mejor manera posible: salimos a las 11 de la mañana lo cual no te obliga a pegarte el madrugon del siglo. Nuestro viaje empezo ya con problemas ya que al salir a las 11 de la mañana nos obligaba a estar alii un par de horas antes. Pues que nos depertamos a las 9 menos cuarto, y tuvimos que salir a lo loco para llegar lo antes posible al aeropuerto. Ademas lloviendo, Madrid se pone insoportable de trafico a las 9 de la mañana. Total que la cosa no paso a mayores y apenas tuvimos que esperar desde que salimos de casa hasta que el avion despego.

El vuelo me imagino que por la novedad de un vuelo transatlantico no fue para nada pesado. Dura como unas 7 horas en las que te dan de comer te ponen un par de pelis y estas entretenido. Y lo mejor de todo, al llegar es la 1 del mediodia, por lo que aun tienes tiempo para hacer la primera incursion, y para ir sobrellevando el jet-lag.

Durante el vuelo te hacen un monton de preguntas chorra, como si tienes antecedentes o si alguna vez te han echao del pais, cosa que no entiendo porque si no quieren dejarte entrar o tienes algo que ocultar no se lo vas a poner directamente en el papel, pero bueno.

Al llegar al aeropuerto ya hay un monton de taxistas (piratas) que te ofrecen llevarte al hotel con precio pactado. Nosotros como eramos 6 nos pillamos una limusina por 120$ por aquello de la novedad. El cacharro no era nada del otro jueves, pero el conductor no nos dio mucho la paliza, asi que despues de 120$ mas la propina (que alli lo llevan a rajatabla) llegamos al hotel.

De camino en la limusina casi me deportan de primero. Abri la ventana y me puse a sacar mis primeras fotos. Cuando estaba grabando un video con la camara, paso por delante del objetivo un par de maderos, justo al pasar por el peaje de entrada a Manhattan. En pocos segundos aparecio otro madero que me dijo con toda correccion que no se podia grabar hasta entrar en Manhattan. Le enseñe lo que grabe y lo borre delante de el. Asi que no me lleve ningun porrazo ni nada.

El hotel (Thirty Thirty) estaba bastante bien. Nada de lujos ni estridencias, pero limpito, con cama de matrimonio, y una cafetera de aguachirri (cafe americano). Estabamos bien situados, al lado de la 5ª avenida, en la calle 30 entre Madison y Park Avenue. Al lado del Empire State, y del Flatiron.

La primera llegada a NYC te deja con la boca abierta, torres kilometricas, y montones de detalles para observar. Mucho ruido y movimiento frenetico. Entre semana el movimiento se vuelve un poco menos frenetico que los fines de semana.

El primer dia dio para mas bien poco. Entre la llegada, el check-in del hotel, el ajetreo… el dia se hace mas bien corto, y muy cansado. El primer dia nos dio para pasear por la 5ª, ver el Madison Square Garden (por fuera), y Times Square. Los precios no son especialmente caros, ademas porque la moneda te favorece, pero por otro lado pagar mas de 200$ por unas hamburguesas, sandwiches, y bebidas, si que es un poco mucho. Ademas de que si la mesa es de mas de 6 personas el tip (propina) es del 18% inluida obligatoriamente en el ticket.


Otra visita del primer dia fue el Rockefeller Center. Alli aun tienen montada la pista de hielo, que montan todos los inviernos. Mucha gente viendo esta plaza que tiene cierto encanto incluso bajo la lluvia.

El primer dia se acabo a las 10 y media de la noche (hora USA, 4 y media AM Spain), realmente tirados en la cama destrozados y dispuestos para un nuevo dia de pateo sin fin.