Pinchar para Agrandar

Asako

Esto evidentemente podría ser un local nocturno o diurno. Buscando un restaurante japones en Malaga, donde me pilla a estas alturas del año, encontramos vía Bliqo, este rinconcito en el centro, bien valorado por la audiencia. Asi que decididos a probar suerte, nos plantamos alli sin reserva previa.

El local tiene mucha afluencia, pero no nos hizo falta la reserva para cenar. Nos dieron media hora de espera, y como un clavo, en media hora estábamos en la mesa revisando la carta.

El local dispone de dos plantas, no demasiado masificadas. Los japoneses a los que estoy acostumbrado suelen ser sitios muy tranquilos y esta es una de las cosas que puedo ponerles en el “haber”.

La carta del restaurante es mixta. Una gran carta de cocina japonesa, y despues algunos entrantes y platos fuertes de cocina española, o lo que ellos llaman cocina de fusion Asiatico-Mediterranea.

La carta de comida japonesa es bastante amplia con los típicos sushis, makis, nigiris…. Solo he echado en falta un par de cosillas que habitualmente me gustan: la sopa de Miso, y las Tempuras.

El resto de la carta contiene ensaladas, y carnes que nada tienen que ver con la cocina japonesa.
Nosotros pedimos una bandeja mixta de nigiris, sushi, makis y uromakis, que estaba fresca, y muy bien realizada. Los cuencos para la salsa de soja era un poco pequeña y teniamos que estar relenado cada dos por tres, pero bueno, es un detalle sin importancia.

Ademas de esto, que usamos de entrante, nos pedimos un plato fuerte cada uno. Una presa ibérica, que estaba para LLORAR. Riquísima la salsa así como el punto de la carne que estaba tiernisima.
Yo por mi parte que soy un apasionado del Steak Tartare, según lo vi en la carta me lo apunte de segundo plato. He de decir que a pesar de que me gusto, le faltaba un poco de sabor. Osea que estaba un poco insípido. Ya no de picante, sino que le faltaba “intensidad”.

Todos los platos estaban presentados de manera brillante, muy limpia. La atención de todo el staff me ha parecido atentisima, sin llegar a aburrir como suele ocurrir en los “chinos” que de tan atentos son un poco pesados.
La carta de vinos es amplia, con alguna representación de vinos gallegos.
El precio es bueno para un japones, que suele ser caro. Por persona entre 20 y 40 € con vino.
Lo dicho, una buena recomendación si te pasas por Malaga y te gusta la cocina japonesa.

Mas información
Pagina Oficial de Asako
Pagina de Bliquo