Siempre me han parecido unos horteras. Desde tiempos inmemoriales, un paleto asociado a un coche nunca ha dejado indiferente a nadie. Recuerdo ya hace años, que antes de que apareciesen los “atuneros” habia una especie que aunque hoy esta en vias de extincion, aun sigue trotando por nuestras carreteras y sobre todo por nuestras calles: los fanaticos del car-hifi, osea, el tipico garrulo con las 4 ventanillas bajadas y con musica de camela dando alaridos.Cierto. Es pa matarlos. Entiendo que para un melomano, compartir su musica con la humanidad es un subidon que te cagas. Pero deleitar nuestros timpanos con Camela no me parece la mejor opcion. Y en verano que os voy a decir. No tiene ningun sentido bajar las ventanillas con 200 grados a la sombra, y poner la musica, con lo bien que se va con ellas cerradas y el aire acondicionado.Pero no, siempre hay un garrulo que tiene ganas de enseñarnos como suena su estereo. Estos son los precursores del tuning, que estan por ahi adelante desde que los coches campan por las ciudades.El siguiente paso ha sido “maquear el coche”. En la epoca del chaval del R9, hace unos 10 años, el tuning en España empezaba a pegar con fuerza. La chavalada se compraba un carro y hala, a hacer horteradas con el. Ponerle spoilers, bajarle la suspension, lucecitas, neones, baquets de competicion. Todo para llevar a la Noe, y a la Yesi del barrio y poder meterla en caliente en una epoca en la que estaba dificil.
Tuning Hispano
Lo que mas rabia me da, que no envidia, es la cantidad de pasta que se gasta la peña en ponerle tonterias a su coche. Entiendo a los que les cambian las llantas a su coche. Incluso a los que lo “personalizan” un poco. Pero hay autenticos descerebrados, que se gastan 2 kilos en un coche y cuando lo maquean ya se han gastado otros 3 kilos aparte. No serqa mejor pedirle los 5 kilos al banco y comprate un coche condiciones. No entiendo que la gente se compre un puto Renault 11, y despues ande poniendole tonterias y gastandose una pasta larga en un coche que en el fondo no deja de ser una mierda personalizada.

Pero casi tiene mas delito, tener una pasta larga y tunear un carro de rico. Osea, tunear un Ferrari, un Lamborghini, un Bentley, o un Bugatti!!! Te gastas 200.000€ en un coche y lo tuneas para que se vea bien claro lo hortera que eres. Aunque claro, si tienes muchos millones ya no eres un hortera cualquiera, sino que tienes un “estilo Kistch” que queda mas molon. Es como los locos y los maricas. Si tienes pasta eres excentrico, nada de locura. No eres un marica, sino que eres Gay que mola mucho mas. Desde luego el estilo no se compra con dinero, y muchos ricos que tratan de comprar el estilo, lo unico que hacen es se ostentosos y chabacanos.

Tuning con pasta
En el medio de los dos estan los “atuneros rusos” que no se dedican a percar el atun en el mar muerto sino a una cruel mezcla de estilos de tuning. Tienen pasta, si. No tanta como los moros Kuwaities, pero tienen pasta. Y estilo, pues tienen menos que nadie, y asi se sacan del bolsillo macarradas que dan pena, y que confirman que el estilo no se compra.
Tuning Ruso
Por ultimo y muy particular, existe en USA otra casta de atuneros, los llamados Pimpcars. Estos coches son faciles de reconocer. Son los coches que usan los negros en las pelis. Los malotes del barrio que pasean en su carro con musica de rap a toda pastilla. La mezcla tipica del tunero bakala de toda la vida con los negratas pistoleros. Estos coches no solo rivalizan con las modificaciones sino con la musica y las armas, asi como con las “gatitas” que suelen llevar incorporadas. Estos suelen ser el colmo del horterismo ya que acompañan sus carros con todo tipo de joyeria de dudoso gusto, piños de oro, y ropa de malote de Carabanchel. Tambien se pueden acompañar de ropajes de colores chillones, pellejos… Los coches forrados de plumas es el ultimo grito de esta tribu como demuestra la foto.
Horterada Maxima

Lo dicho, aborrezco a los atuneros.