Mark BoyleImagínate que un tipo (americano como no) decide pasarse un año al margen de la economía. Si, si, salirse del sistema económico establecido. Seria posible? Para probarlo decidió vivir un año entero gastando 0$ (por si no se entiende así lo escribo con letras: cero dolares, cero euros, o cero cualquier moneda que os podais imaginar).

En 2008 Mark Boyle decidió intentar vivir un año entero sin ningún dinero, o lo que es lo mismo: sin ningún ingreso y sin gastar nada. Su reglas autoimpuestas para este reto fueron las siguientes. Cerraría su cuenta bancaria, no gastaría ni recibiría ningún dinero, ni cheques ni tarjeta de crédito. debía vivir al margen, que significa: debería de producir su propia energía para iluminación, calefacción,cocina, y comunicaciones con el mundo exterior. Vendió su casa-barco y uso los varios miles que recibió para preparar su reto. Entre los preparativos, compro un panel solar de 300$ para cargar su portátil y su móvil (aceptaba recibir llamadas en gracias a un plan de llamadas sin contrato).

Consiguió una caravana gratis de una señora que se quería deshacer de ella. Llego a un acuerdo con un granjero para que le dejase aparcar la caravana en el solar a cambio de unas horas de trabajo al día. Se contruyó una letrina para obtener abono para sus plantaciones. Contruyó una ducha solar, consistente en una bolsa de plástico negra con un grifo para bañarse Para calentar el trailer compro una estufa de leña reciclada de un tanque de propano, y para cocinar se contruyó una barbacoa casera, diseñada para producir mucho calor con piezas de leña pequeñas. Como medio de transporte una bicicleta.

Comenzó ese mismo 2008 su año sin pasta en el día que el llamo de “no compres nada” (que es el día siguiente a Acción de Gracias en USA, el día que mas se compra allí de todo el año). Y por supuesto escribió un libro con el que seguro que ahora se esta forrando.

The Moneyless ManPersonalmente no tengo nada contra este estilo de vida. Salvo por la dureza que seguro que comporta. Pero en el siglo XXI esto me parece volver a la edad media. Si nos ponemos a pensarlo, el tío no tenia dinero cosa que pasaba con la mayoría de los campesinos allí por al siglo X. Dependían para su subsistencia de un señor feudal que les daba cobijo y tierra a cambio de trabajar para el y de darle una parte de la cosecha. El transporte era en animales como burros o caballos, que son los antepasados de las bicis. Se cocinaba en cocinas de leña y respecto a las letrinas y el abono, no creo que en la edad media fuese muy distinto.

Me parece bien este tipo de cosas como un reto personal. Yo puedo vivir sin pasta. Sobrevivir diría yo. Pero si me dan a elegir entre currar y tener las comodidades del siglo XXI o irme a pasar penurias hace 10 siglos, lo siento pero me quedo donde estoy.

Via Boing Boing
El libro con el que intentará forrarse