– Buenas tardes, caballero de etnia Gitana y tez aceitunada. Que acción esta realizando en ese automóvil sito en la calle de Urzaiz?

– Pues Vd verá señor integrante de la pestañí, aquí estoy tratando de acceder al vehículo de mi cuñado el Richard.

– Y donde alberga Vd los papeles de dicho vehículo el cual supuestamente es de su cuñado D. Ricardo?

– Ay! señor integrante de la pestañí, la documentación que me solicita la tiene mi señora maaama.

– (voz en off). El integrante del cuerpo de policía local del excelentísimo ayuntamiento de Vigo, indica a la persona de tez aceitunada que no cree una palabra de lo que dice, claro: como le va a creer si lleva un gorro en agosto y supuestamente intenta entrar en un coche que no es suyo.

Los 2 profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado (y del ayuntamiento) proceden a la inmediata detención del individuo de etnia Gitana, con un movimiento felino que coge por sorpresa al malhechor.

La multitud, integrada por zagales de corta edad en día de libranza de sus quehaceres académicos, aplauden la actuación.