Acabo de recordar un detalle al hilo de otro posteo anterior de mi amigo Pipe, que me recuerda lo relativamente sencillo que es tangar a la peña a traves de Internet. Desde luego solo hace falta ser un desalmado y tener unos conocimientos relativamente avanzados (cada vez un poco mas avanzados) para quirtarle la pasta al mas pintado.
Pescando
La técnica, seguro que la hemos visto todos muchas veces en el correo electronico. De repente te llega un mail supuestamente de un banco que te solicita que le pongas tus datos para su comprobacion, con todo lujo de detalles oiga nose vayan a creer. Que si el numero de cuenta el de tarjeta de credito, el pin la direccion el telefono y si me apuran hasta una copia de las llaves de casa, y el movil de tu novia por si hay posibilidades.
Pues claro, esto asi contado parece inofensivo, porque ya me contareis quien es el listo que le llega un correo de estos y le manda los datos. En mi caso porque como soy gallego y nuestra fama de desconfiados se confirma, pues no me creo nada y creo que de la gente que conozco tampoco, pero imaginese que tiene usted la desgracia de no se gallego y es usted un tipo confiado, y ademas oh casualidad, coincide que el correo por casualidad tiene la apariencia de venir de su banco. En este momento se produce el milagro: Pardillo + coincidencia = habemus merluzo!!!
Lo que no nos explicamos es que aun haya gente que le pidan informacion tan sensible y siga cayendo como pardillos. La pesca es asi. Lanzas un millon de correos y claro alguno siempre pica. Pues nada a seguir picando como pardillos.