BabegreenInvestigadores taiwaneses han presentado los primeros ejemplares de cerdos fluorescentes de color verde. Estos tipos son un poco más serios (solo un poco) que el clonador Koreano. Según parece ya existían ejemplares similares, pero solo tenían parcialmente “tintada” su piel, mientras que en los actuales el color verde está presente incluso en sus órganos vitales. Afirman haberlo conseguido mezclando células madre procedentes de medusas.
No tengo la más puta idea de la utilidad de estos nuevos cochinos transgénicos, aunque sus creadores dicen que serán utilizados para un mejor observamiento de la la evolución del material genético sin tener que hacer biopsias o intervenciones mayores a los animales.
Y si no, pues lo mismo los ficha Heineken para su proxima campaña publicitaria o, mejor aún, alguno tiene la suerte de compartir lujo junto a Max, el cerdo-mascota del amigo Jorge (Clooney). Harían buena pareja, Max es un pedazo guarro de color negro y dicho color dicen que combina con todo.
Bocata panceta verde ???