Al final los Reyes no me trajeron lo que les había pedido, pero a cambio me dejaron en la zapatilla un hígado nuevo. Solo así podré soportar volver a salir esta noche, después de los destrozos sufridos tanto el jueves como ayer viernes.
Y menos mal, que ayer hicimos una honrosa retirada a tiempo.
Y menos mal, que Pipe siempre está cansado y sigue poniéndonos las copas en modo “Flow” (ésta solo la pillará el Señor B).
Y menos mal, que no acabamos en Capital, que allí el “Flow” lo tenemos que poner nosotros para no terminar tirados por el suelo.
De todos modos lo pasamos bien, creo (mi cuerpo estaba allí, mi espíritu no lo se).
En realidad creo que estuve conectado a Matrix, porque andaba por allí el agente Smith (aka Pelusita), incluso intentó clonarse en el Señor B. Pero andaba un poco despistado, se lió entre el elegido y el hacedor de llaves, así que al final se llevó eso, un llavero de recuerdo.
También disfrutamos de la compañía de Antuán, que en breve pasará de poco habitual a cero patatero, al menos hasta que la niña crezca lo suficiente como para poder explorar la noche y él tenga que salir con la gabardina de Colombo.
Y cómo no, también disfrutamos (de forma virtual) de nuestro querido amigo (amigo…amigooo…amiiiiigo !!) Manolo, al que esperamos invitar en breve a pasarse por la sección de Personajes.
Pipe, postea algo carallo. El Señor B y el que suscribe, jugándose el tipo cada noche por ir a visitarte….
Patrocinadores oficiales de este posteo: Absolut Vodka, Matusalem, Vodafone y, cómo no, Carbonell y Koipesol.