Bueno, ya se me ha pasado un poco la malasangre del posteo anterior. Con cosas como ésta, es inevitable partirse la caja de risa un buen rato. Leo desde Xataka, la existencia de un nuevo personaje, que ha tenido la brillante idea de demandar a Apple porque su iPod está mal hecho y no advierte de las posibles secuelas auditivas de su uso. Igualmente, también tiene previsto demandar a General Motors, porque a su juicio no dejan claro y bien visible en sus automóviles los graves problemas a los que te enfrentas si conduces uno de ellos.
Desconocemos si el personajillo en cuestión es yanki, pero apostamos 90 a 1 a que sí. Si pierdo, demando al pavo por hacerme perder la apuesta, qué carallo.