Y yo tengo miedo a que me salga una entrada cultureta y resentida… Resulta que vengo de ver el primer premio del concurso Generación 2006 de arte contemporáneo de la Casa Encendida. Juzguen ustedes mismos primero. Podeis ver todos los vídeos (y probablemente os enganchen si la conexión se porta bien) o podeis seleccionar y ver sólo algunos fragmentos. La duración total es de 33 minutos y 21 segundos y me los he comido enteros sentada en el suelo de la sala.
No quiero decir con esto que sea un pedazo de obra maestra, pero sí tiene una serie de ingredientes interesantes, ingeniosos e incluso intelectuales, mezclados con otros muy familiares y fáciles de digerir. Una buena combinación entre lo “sesudo” y “rarito” que solemos ver en estas salas y lo que nos tragamos a diario en la televisión, el cine, internet, etc. Reflexiones y propuestas a través de el humor y la diversión. El espíritu hedonista y pasota de nuestros días al servicio de otras cuestiones de algo más de espesor.
Y lo que a mí me ha venido a la cabeza es que conozco a muchos que no pisarían jamás una de estas salas, y jamás se imaginarían que la versión intelectual de jackass ha llegado a los museos.