Igual os suenan estos muñequitos de la foto. Allá por 2004, si no recuerdo mal, ya me flashearon (nunca mejor dicho) con su impresionante Drummachine, todo un alarde audiovisual creativo.

Ahora nos presentan la versión 2.0 de su web, donde continúan sorprendiéndome con su capacidad y su imaginación.
No hay un solo pedazo de este site que no rezume creatividad y estilo propio por todos lados.
Si teneis un ratito libre, ya sabeis.
Y si teneis el pc conectado a un buen sistema de sonido, mejor aún, dadle caña y disfrutareis doblemente.
Los autores son nipones (we love) pero los menús principales y la mayor parte de los textos están en inglés, así que la navegación no da problema.