Para que luego digan que no se inventan cosas nuevas. Esta noche he leido un par de nuevos inventos y no me he podido resistir a postearlos. Los dos tienen como elemento comun el spray, que es la base para nuevas creaciones.
La primera es la creacion de camisetas con un spray. Literalmente de usar y tirar. Te rocias con el spray y te crece una camiseta pegadita al cuerpo. Para esto esto eso si, como no tengas los musculamenes de Pipe, probablemente te quede como a un elemento que vimos un par de veces por las noches ourensanas con una camiseta ajustada de redecilla blanca y con un flotador que ni el muñeco de michelin despues de comer 10 kilos de costilletas.

spray

Pues esta camiseta se publicita como completamente higienica, ya que una vez usada (me imagino que un solo uso) se arranca y se tira sin dejar ningun residuo ni mancha en el cuerpo. A mi seguro que no me queda bien asi que me voy a ahorrar la pasta y me la gasto en otras cosas.
Lo segundo me parece una gran idea. Despues de que la ministra Trujillo nos recomendase casas de 30 metros cuadrados y la muy lista se pillase la suya de 250, pues a lo mejor tenemos que comprarnos un spray de hormigon como el que ha inventado la empresa Grancrete. Pues estos señores han inventao un spray que rociado sobre una superficie, una vez endurecido tiene una textura similar al hormigon. Por lo que parece es mas resistente, mas ignifugo, mas aislante… vamos que si ademas no se le pega la famosa aluminosis, ya podemos irnos comprando unos botes y hacernos unas casas en el campo.

spray hormigon    spray

Ya me lo estoy imaginando. Los okupas con su spray, y en el primer parque que vean… un poco de spray y hala, una casa nuevecita para montar sus espectaculos artisticos. O yo mismo, cuando, ya desesperao de buscarme un piso en Madrid por menos de 50 millones de nada, me compre unos botecillos para recubrir unos cartones y montarme un palacete con vistas a donde se me ponga en las narices.
Pues nada amigos, mas informacion en:
Camisetas acartonadas
Spray con olor a hormigon
Todo ello leido via No me lo puedo creer…