No hace muchas fechas leía con curiosidad, aunque sin sorprenderme, la noticia del incremento del robo de portátiles en cafeterías y lugares públicos dotados con un punto de acceso inalámbrico. Si os parais a pensar media décima de segundo, enseguida adivinareis con toda seguridad a qué país se refería dicha reseña.
La última víctima nos llega precisamente desde allí. En San Francisco un hombre ha sido apuñalado en un wireless cafe con el objeto de robar su PowerBook. Desde luego está claro que cada vez parece más peligroso salir a la calle con cualquier tipo de gadget. Y más aún sabiendo la buena aceptación que sin duda tendrán estos objetos en el mercado “de segunda mano“, sobre todo en el caso de un portátil Apple como en esta ocasión. Quizá es algo que se veía venir. Antes lo más habitual era que te rajasen por la pasta, ahora te rajan por cualquier aparato electrónico de última o penúltima generación (supongo que ésto dependerá del nivel de frikismo o desesperación del chorizo de turno). De cualquier manera, sigue siendo por dinero en el fondo. Y sí, también es cierto que da igual con qué salgas a la calle, el problema es más con quién te cruces.
Pero la curiosidad del tema venía por ver cómo tratarían los medios de desinformación nacionales dicho suceso si llega a cuajar en nuestro país (que llegará). Estando un pc e internet de por medio, me temo que es fácil atisbar por dónde irían los tiros.

  • La reseña en Boing Boing