Parece ser que alguien ha hecho un gran descubrimiento: Los hombres son infieles. Se deduce tras leer la noticia de la inminente creación en la red de un banco de datos de hombres poco leales. Similar a cuando en la magnífica película que cito en el título cualquiera podía ir a comprobar si fulanito era genéticamente puro y libre de enfermedades o defectos, simplemente analizando un cabello suyo. Aquí en el caso que nos ocupa, tan solo se necesita el nombre del “sospechoso” en cuestión.
Desde donde he leído la noticia, he saltado a un montón de blogs enlazados, todos ellos al parecer solo-para-mujeres y están todas muy entusiasmadas. Veremos si lo siguen estando cuando aparezca por ahí el nombre de su hermano, de su padre, o el de su novio actual…
What the fuck, por favor [Exclamation mark]…
En fin, hace ya tiempo que el tema hombre vs mujer me parece igual de cansino que hablar de política. Amén de temas legales, simplemente apuntar que la utilidad (or wathever) de ese banco de datos termina donde empieza su fiabilidad.

BTW, todo esto proviene cómo no, de una iniciativa yanki, ahora adaptada a nuestro país.

  • Noticia en Menéame
  • Reseña en Odio a los hombres
  • La web en cuestión, en obras aún: No quedes con él
  • La versión yanki: Don´t date him girl