San-SiroVamos con un poquito de fútbol, aunque no exactamente. Sin abusar, como ya he reiterado otras veces.
Son unas fotos de los vestuarios del campo del Milán, donde ayer se jugó un partido de la Champions. Como siempre, la diferencia entre el local y el visitante es abismal, nada que ver el lujo del primero con la austeridad del segundo. Ojo a las pantallas planas encima de cada uno de los mullidos butacones.
Ya molaba que en los cines pusiesen asientos como esos 😉

Las fotos las sacó medio de strangis el enviado especial de la Cope tras finalizar el encuentro.
  • El artículo completo y las imágenes, en su blog personal