El otro día comentaba con el Sr. B una tontería que se me ocurrió mientras veíamos las imágenes que estaban proyectando en cierto garito ourensano. Se trataba de capturar una de las sesiones de navegación por la WWW de las que uno hace casi a diario, para luego compartirla con los demás o, aplicado a este caso, proyectarla en público. Algo así como intercambiar favoritos, pero de una forma un poco más, digamos, pública y visual. Otra chorrada más, pensé luego, producto de las noches acompañadas de vodka… Pues va a ser que no, porque cual es mi sorpresa, que hoy descubro la existencia de alguien más que ha captado el tema, o que también le da al vodka, que todo puede ser.
TapefailureDesde Tapefailure nos ofrecen dicha posibilidad, sin la necesidad de instalar ningún programa de captura ni nada por el estilo. Desde su sencilla e intuitiva interface web, podemos grabar, pausar y guardar cualquier sesión que hagamos. Luego se nos proporcionará una ID con la que acceder a dicha grabación. Esto es lo único que no me gusta mucho, que por ahora solo existe la posibilidad de salvar en su base de datos y solo desde ahí se puede acceder al visionado de las grabaciones. El autor afirma que próximamente se implementará la posibilidad de salvar localmente en el disco duro de tu pc.
Quizá no tenga demasiada utilidad o solo sea otra disimulada forma de espiar, o más bien de dejarse espiar en este caso. Al menos no se puede negar que original y curioso sí que es.
  • Leído en mi cabeza y en la de internet
  • Tape Failure