Desde que todo el mundo se puso en contra de los fumadores, la cosa no pinta nada bien para cualquiera que guste del placer de encenderse un pitillito aspirar el humo y expulsarlo como una chimenea. Como todos mis amigos (y no tan amigos) saben, soy fumador ciclico. Desde los 25 fumo por temporadas y lo dejo con la misma alegria que lo cojo. Ahora mismo hace otra vez casi dos meses que no fumo. Parte de la culpa la tienen dos amigos: Suso por haberme "obligado" a volver a jugar a badminton y Loli por acojerme con una sonrisa en la boca e integrarme con tanto ahinco (aparte de hacerme correr como un etiope).

Pero me desvio del tema. Cuando alguien fuma (y yo lo se) a veces se pasa mal con el "mono". Una de las cosas que mas jode es tener ganas de fumar, tener tabaco pero no estar en un sitio habilitado para ello.

Pues ahora gracias a un señor alemán que se llama Alexander Schoppmann una de esas ocasiones que molestan mas a los fumadores compulsivos, se va a acabar: Una linea aerea para fumadores!!!!

Este señor se va a gastar la pasta en comprarse una linea aerea de uso exclusivo para fumadores. Su nombre no deja de ser curioso: SMINTAIR (Smokers Internationa Airlines), mmmm como me suena esto a nombre de pastillas de menta.

El negocio esta servido: estoy seguro de que los vuelos iran repletos de usuarios contentisimos con su campanote de humo y quien sabe si algunos se subiran con sustancias psicotropicas fumables, ya que seguro que la madera no le para en pleno vuelo para cachearles o detenerles por fumarse un "aliñao".

Nubes por fuera, nubes por dentro

Parece que ahora todo el mundo volara feliz y contento, unos saludables y otros sonrientes.

La noticia sale de revistaviajar.es
Leido via elmundo.es