I will notYa hace algún tiempo, el Sr. B nos mostraba una campaña con la cual se sentía muy identificado. Yo, pues igualmente, a ciertos niveles.
Ahora con esta cami ya no habrá necesidad de realizar dicha denegación de servicio (XD) de viva voz ante los requerimientos de esos "amigos" incapaces de pulsar tres veces el botón "Siguiente" para instalar un programa. Bastará con ponerse a una distancia prudencial y legible luciendo la prenda con el mensaje en cuestión.
Eso sí, no se han matado mucho a la hora del diseño, aunque el mensaje es claro y directo, que es de lo que se trataba en este caso. Y por diez pavos tampoco se puede pedir mucho más, la verdad.