No, el título no se refiere al famoso superbuga que luce el máximo representante de la Iglesia durante sus visitas en algunos países. Es que, desde ya mismo, es posible la misa a través del teléfono móvil. Aunque por ahora, solo si entiendes polaco, porque la flipante iniciativa es de un sacerdote afincado en Polonia.
Adaptándose a las nuevas tecnologías, como debe ser… O habrán rajado hasta la saciedad alguna vez de ellas en anteriores ocasiones … ??? HHmmmm, no se, no se. Inevitablemente y por enésima vez, habría que preguntarle al gran pastor de pastores, qué opina de esos malditos celulares….
El caso es que, por poco más de un euro, incluso es posible recibir la retransmisión en vídeo de la misa, por si no te llega solo con el audio.
Lo próximo, quizá un servicio de ostias consagradas a través de los cajeros automáticos, para completar la jugada, no ???