Hay gente que hace música con mucho menos, pero estos tres solo necesitan dos iPhones y una NintendoDS para crear buenas melodías.