Hace ya una temporada que tenia en mente escribir este posteo. Es de esos sentimentales que salen de vez en cuando y que en esta ocasion me veo obligado a escribir, no porque nadie me lo pida sino por el mero hecho de tantos años que han pasado, tantas vivencias a lo largo de una convivencia (la primera) tantos buenos momentos, tantos primeros momentos… Y al final una gran amistad.

Hoy estoy contento como muchos de los ultimos dias. Pero tambien un poco melancolico. Por eso quizas este sea un buen momento para recordar un detalle que indica el paso inexorable del tiempo. Ya son 18 años desde que un buen dia decidi (o al final fue una decision conjunta) empezar a dejar de pensar en mi mismo y empezar a pensar por dos.

Tengo muy buenos recuerdos de aquella epoca. Siempre he sido dado al optimismo mas extremo y en circunstancias de la vida en las que ademas eres feliz, pues la vida se ve de otra manera. Recuerdo a mi padre que me decia "ya vendran otras a lo largo de tu.vida…" y siempre me negue a creerle hasta que al final acepte la realidad. Despues de mucho tiempo todo lo veo con mucha mas objetividad y perspectiva, y creo que la vida a veces te da las oportunidades de muchas maneras.

Este posteo solo sirve para dejar constancia de que el amor que un dia tuvimos se acaba de hacer mayor de edad y ha pasado a otro estado.

Y que nos dure… (Felicidades Martita)