La semana pasada paseando por el East Side me encontre con un Advertise (publicidad en la lengua de Shakespeare), en un autobus de NYC.

Viene a decir mas o menos en resumen, que hagamos un llamamiento a ciertas productoras de cine en USA para que no se fume en las peliculas que los niños ven mas habitualmente. Y que si aparece alguien fumando que se etiquete la pelicula como PG-13 (osease Parental Guidance 13), osea no recomendada para menores de 13 años.

Como os imaginais pues esto me parece un desproposito. Esta gente son unos mojigatos con tonterias como que Janet Jackson enseñe un pecho en la tele,

Pero si uno sale con un pitillo… muerte y destruccion para los productores. Ademas les da igual que en una peli aparezca toneladas de armas, tiros, bombas, muertos, sesos esparcidos. Esto es el America Way of Life. Pero las tetas, o el fumar, se va a acabar.