La vagina es el mejor motor del mundo: Se enciende con un dedo, se autolubrica, acepta pistones de cualquier tamaño, cambia su propio aceite cada 4 semanas. Lastima que el sistema de manejo sea tan jodidamente temperamental…
Dr Hermann Otto Kloepneckler. Ginecologo Austriaco en 1912