El título de este posteo era el comienzo de una frase bastante repetida en la tercera entrega de La Jungla De Cristal, en la que el indestructible agente Mc Lane, encarnado por Bruce Willis, debía seguir al pie de la letra las instrucciones del malo maloso de turno para salvar una vez más al mundo (aka U.S.A.).
Bien, ese chascarrillo nos viene que ni pintado para reseñar el artículo que acabo de leer en IBLNEWS, en el cual nos transcriben parte de una entrevista concedida por Eric Schmidt (Jefe Ejecutivo de Google) a la revista Newsweek.
GoogleLo relevante es lo que parece ser han denominado como las 10 reglas de oro, que vendría a ser la política corporativa de tan afamada empresa con respecto a sus trabajadores.
Es bastante amplio como para hacer un copy&paste, pero solo viendo los dos primeros puntos, se hace interesante averigüar el resto.
El primero habla de realizar contrataciones en grupo. Los candidatos a entrar en la empresa son entrevistados por, al menos, seis personas del equipo directivo y sus posibles futuros compañeros. Por supuesto, son válidas las opiniones de todos ellos.
El segundo y, más interesante en mi opinión, versa sobre las necesidades de cada trabajador. Se trata de que todos tengan las mayores facilidades y comodidades para desempeñar sus tareas. Se ponen gratuitamente a su disposición comedores de primera clase, gimnasios, lavanderías, salas de masajes, peluquerías, micros… (recuerdo haber visto un tour virtual a las oficinas de Google y aquéllo era el puto paraíso, aplicado al tipo de trabajo que nos ocupa).
En este punto nos deja una frase muy llamativa el propio Schimdt:

“Los programadores quieren programar y no limpiar su ropa.
Nosotros lo hacemos fácil para él�?

Me atrevo a apuntar que me parece una frase de doble filo, si cambiamos el quieren por un deben, se ve desde otra dimensión.
El resto, como he dicho, os invito a que lo leáis en el artículo mencionado al inicio. Os gusten o no los principios que nos expone esta empresa, viendo lo bien que les va y todo lo que han crecido desde sus inicios, digo yo que algo de razón tendrán en todo esto. A ver si más de una empresa española se anima a seguir el modelo (os estais partiendo la pinza ahora mismo, igual que yo ?).
Por cierto, Señor B, también dijo el tal Schmidt que el próximo post hará el nº 100 y añadió que tal honor debía de corresponderle únicamente a usted.
Google says….