Esos 140 caracteres pueden metérselos profundo en el medio del ojete, me importa tres pepinos perder un segundo más en el rebaño de boludos con Black Berry.
Andres Calamaro sobre Twitter