Yo no suelo viajar mucho, por no decir cero patatero. Sin embargo las veces que he tenido que hacer la maleta, casi siempre he terminado discutiendo con ella. No por problemas de volumen, sino más bien porque en ciertos aspectos me gusta demasiado el orden y en estos casos, aunque consigas esforzarte lo suficiente para llevar solo lo necesario, es obvio que el espacio disponible en maletas o bolsos de viaje es el que es y por lo tanto no consigo que todo quede a mi gusto.
Acabo de descubrir un gráfico explicativo de cómo empacar todo como un auténtico profesional. La verdad es que parece tener cierto sentido, aunque supongo que la ropa se arrugará igualmente, pero en esa teoría se ve todo muy bien encajado.
Otra posibilidad, más genuina digamos, es eso que dicen algunos, que teniendo dinero de sobra no necesitas maletas (al menos para el viaje de ida, añadiré).

Bundle-wrapping