Titulo criptico para lo que vi ayer en una entrega de premios de la comunidad de Madrid. Como sabemos todos los que vivimos por estos lares (y no me refiero a Madrid sino a España en general), a los españoles se nos da muy bien eso de la “organizacion improvisada”. Las cosas salen como salen, porque no se organizan como se deberian. Si nos esmeramos, cosa que pasa rara vez, pues salen cosas bien hechas como por ejemplo, las olimpiadas de Barcelona 92.

Ayer a la tarde asisti a la gala del deporte de la Comunidad de Madrid, en la que se entregaban premios a los deportistas laureados en campeonatos nacionales e internacionales durante el año 2006. En mi caso me acerque a ver a mis amigos badmintonianos de Paracuellos, club en el que entreno desde hace 5 meses. Todos ellos premiados por campeonatar en España, ya que fuera de nuestras fronteras, España no tiene muchos campeones de los que presumir.

Pues en el edificio de la Real Casa de Correos en la Puerta del Sol de Madrid se llevo a cabo este desaguisado, en forma de premios, y que desde luego no tiene desperdicio.

Al microfono Fernando Romay, vieja gloria del baloncesto comunitario (de Madrid) actor, presentador, bailarin, y relaciones publicas en general. En el atril con el microfono a 3 cuartos de hora de distancia, de lo largo que es el chaval. En el palco, habla doña Espe, presidenta de todos los madrileños, los de la capi, y los de los alrededores. Sonrisa en ristre, y pose de foto. Con ella, un puñado de jerifaltes deportivos, politicos, y otras yerbas, que desconozco, y que van a lo que van todos: foto con Espe, besamanos, paparota… 5 minutos despues, empieza el espectaculo. Presentaciones, discursos de apertura, y comienzo de entrega de premios. Me busco un buen sitio, y  despues de unos minutos de codazos, ahi estoy, al lado de una muchacha en la zona de prensa acreditada. La niña estaba mas tatuada que la capilla sixtina, y con una mala ostia que un bote de hormigas guardadas en vinagre una semana. Primer asalto: Romay salta a por la pelota y empieza el espectaculo, los agraciados salen de 8 en 8 a recoger sus diplomas. La jefa de protocolo, los arrastra fuera del escenario como una paleadora para que la cosa se agilice. De repente: dong dong, falta personal… bueno no, lo que falta es organizacion jejeje.

Segundo asalto. Romay comienza de nuevo, Los primeros de la lista vuelven a pasar por caja, y asi seguimos para bingo. Mi compi camarografa, se calienta porque el personal se le sube al pedestal donde estan las camaras, y eso le mosquea que te cagas. Al final, avisa al segurata de turno, que casi baja a estacazos a los usurpadores. La señorita capilla sixtina, se calma por momentos, mientras sigue el Espe-ctaculo. Besos, fotos, algarabia, esto parece un cachondeo. En la zona de premiados, niñatos, pijos, mamas, papas, y hasta Jenifer Lopez (habia que matar a sus padres por ponerle ese nombre). Todo con una algarabia indigna de un acto “oficial”.

Pasan los minutos (muchos) y mis badmintonianos no salen. Una hora, hora y media puffff, que raro, si ya estan entregando los de vela…

Y de repente Romay machaca el aro: “Por un problema informatico se han acabao los diplomas nenes, que los que no tengan que se pasen por aca y les damos uno.”

Casi me parto el pecho de la risa. Los abucheos se oian en Cuenca y me perdi el careto de Espe al oir esto.  El cachondeo solo me duro 2 minutos, en los que llego la rectificacion. “Me llegan calentitos de la impresora unos cuantos diplomas mas, asi que seguimos repartiendo premios.”

Al final, mis amados compis de raqueta obtuvieron sus diplomas, con el nombre casi invisible, ya que la impresora debia estar echando fuego.

He de decir que la ultima parte ha sido la mejor: canapeses, y bebercio a cascoporro, relaciones publicas, fotitos, besos y esas cosas habituales.

Solo me queda felicitar a los premiados, y agradecer a F. Romay que nos haga estas veladas tan amenas como esta que os acabo de contar.

Mas informacion:
No he encontrado ninguna, y eso que alli habia un monton de medios acreditados