Hace ya un monton de tiempo (meses) que no escribo nada decente (ni indecente ni nada) en este blog. Todo, por un poco de perrismo, falta de tiempo, ideas, ganas…
Hoy tampoco es que pille el tema con muchas ganas pero tengo que dejar constancia de lo que ha pasado ultimamente. Tanto para mi como para el que le guste leerlo.
La novedad principal de mi vida, ocurrira dentro de algo menos de 15 dias. Despues de 5 años exactitos, salgo de Yacom (ahora Orange). Un periodo con altos y bajos, con mucho curre por momentos, del que me llevo muy buenos momentos, un puñado de buena gente, y un monton de conocimientos nuevos. Aqui he conocido a mi chica. De lo mejor de estos ultimos años. Asi que señores en una epoca buenisima para ponerse a buscar curre, me pongo a ello. Las condiciones actuales me permiten tomarmelo con cierta calma, aunque ya se van dando los pasos necesarios para que la situacion de paro no se alargue demasiado. Aun asi el que tenga algo que pueda interesarme pues ya sabe en donde encontrarme para que le pase un CV y me pillen, que soy bueno bonito barato, y me adapto mu bien a todo tipo de entornos (como un cactus vamos…).

 

Y despues de esto mas novedades. En todo este tiempo, pues han pasado unos 3 meses, he conocido el suelo de Madrid y mas concretamente el de la Castellana. Un dia volviendo a casa a las 6 y pico de la tarde, decidi que era tan buen momento como otro cualquiera para revisar el asfaltado de la calle asi que ni corto ni perezoso realice una inspeccion ocular (con los ojos y con otras partes del cuerpo jejeje) y observe que:
1º El suelo esta muy duro
2º El asfalto es mas blando de lo que creia porque se queda pegado al cuerpo si te arrastras el suficiente tiempo.
3º Hay gente buena en el mundo
4º Hay taxistas hijosputa en Madrid.
5º Dios existe.
6º Caerte de la moto es carisimo.
Despues de este paseo a ras de suelo, me levante, mire que habia pasado, y espere a que llegase la caballeria (mi hermana, mi chica, el samur, la madera…) El resultado, la moto a tomar por culo, un jersey y un pantalon hechos jirones, y mi ipod en la basura (con unos 20 GB de musica que no recuerdo). Por lo menos no llevaba la chaqueta y no se me jodio, eso si, a costa de joderme el bracito.
Asi que lo dicho, a los que seais moteros no hace falta que inspeccioneis el asfalto de Castellana que ya lo he hecho yo. Esta precioso, negrito, y con rayas blancas que son una maravilla. Si quereis esquiar en pleno mes de agosto, pues nada, un paseito en moto por encima de las rayas blancas y disfrutareis un monton.
Acabo agradeciendo los cuidados de Vicky durante los dias posteriores a mi inspeccion de la Castellana. Sin ella mi recuperacion habria sido mucho mas triste.